Todo lo que debes saber sobre NutriScore

17/11/2021

En los últimos meses ha salido a la palestra el sistema de puntuación “Nutriscore“. Este método. se usa también en países como Francia, Portugal y Bélgica. Hoy veremos los pros y los contras del sistema.

¿En qué consiste el sistema Nutriscore?

Seguramente al ir al supermercado te hayas fijado en este logotipo que aparece en una amplia variedad de productos. La clasificación Nutriscore se clasifica los alimentos según lo saludables que sean. Lo hace de una manera mucho más simplificada en comparación con la etiqueta nutricional y con todas los datos que éstas suelen arrojar.

NutriScore posee un sistema de clasificación de letras y colores. Los colores van del verde oscuro al rojo (como un semáforo) y las letras van desde la “A” a la “E”, por lo que la letra “A” indica la máxima puntuación y va acompañada del color verde oscuro. La letra “C” se sitúa en medio de la escala y lleva el color amarillo. La letra “E” indicaría los alimentos menos saludables y va en color rojo.

nutriscore

¿Cómo puntúa Nutriscore?

El algoritmo que emplea Nutriscore, suma puntos dependiendo de los siguientes factores:

Lo primero que tiene en cuenta el sistema son los nutrientes considerados como “menos saludables”. Aquí intervienen las calorías, los azúcares, las grasas saturadas y el sodio. Dependiendo de la cantidad de cada uno de estos elementos, se le otorga una puntuación entre 0 y 10. A continuación, se tienen en cuenta los aspectos considerados como “saludables”. Entre estos se incluyen el % de frutas y verduras, las proteínas y la fibra. Se les da una puntuación que va desde el 0 al 5.

Una vez hechas todas las cuentas, se hace el sumatorio entre los puntos “menos saludables” y los “saludables”. En función de la puntuación obtenida, tendrá un puesto en la clasificación u otro. La puntuación irá desde -15 a 40 puntos.

PUNTUACIÓN COLOR
-15 hasta -1 (A) Verde oscuro
0 a 2 (B) Verde
3 a 10 (C) Amarillo
11 a 18 (D) Naranja
19 a 40 (E) Rojo

¿Cuál es el problema de nutriscore?

Aunque a priori puede parecer un sistema efectivo y sencillo de usar, puede surgir mucha confusión al usar este sistema. Por ejemplo, unos cereales de desayuno puede tener una puntuación de “B” y el aceite de oliva virgen extra una puntuación de “E”.

nutriscore

¿Es la Coca Cola zero más saludable que el AOVE?

nutriscore

El jamón serrano obtiene una puntuación de “D” de las más bajas

Unos cereales de desayuno tienen una puntuación de “B” , de lo mejor

Como vemos, estos son algunos ejemplos que pueden resultar bastante confusos. ¿Cómo es posible que unos cereales de desayuno de chocolate (y con bastante azúcar) sean más saludables que por ejemplo el jamón serrano o el aceite de oliva.

El aceite de oliva, por ejemplo, es un producto con muchas calorías, pero aquí no estamos hablando (en teoría del contenido calórico), si no del impacto sobre la salud que tienen los alimentos. Sabemos de sobra que el aceite de oliva es un alimento muy calórico, pero también sabemos que tiene grasas monoinsaturadas omega 9, polifenoles, y su consumo regular se relaciona con mejores parámetros de salud.

Opinión final

El sistema de NutriScore me parece interesante, si bien es cierto que en algunos casos puede resultar confuso, por lo general considero que puede ser una ayuda para el consumidor. No obstante, veo necesaria una mejora o bien en el sistema, o bien en la legislación del etiquetado.

Creo que sería más efectivo hacer una educación nutricional más exhaustiva desde la infancia de cara a reforzar el interés por la nutrición. Todo el mundo va al supermercado y todos estamos en contacto constante con etiquetas nutricionales, por lo que aprender a interpretarlas me parece un aspecto crucial si queremos mejorar nuestra alimentación.

Si se quiere más información, dejo este estudio que puede ser de interés para aquellos que quieran profundizar en el tema.